Kunoichi las mujeres Ninja

La primera conclusión es cierta, existieron las mujeres ninja en la historia de Japón, sus apariciones fueron descritas en un libro llamado » Bansen-shukai » y redactado por el maestro ninja Fujibayashi Yasukate en 1676 en este libro las mujeres ninja ya recibían el nombre de «Kunoichi» este nombre proviene del kanji mujer » (女,onna ) este kanji «女» puede ser dividido en tres distintas palabras japonesas que son » (ku) » , » (No) «, y « ( Ichi ) «, al final tenemos dicho kanji «女»

Según los registros históricos los roles de las kunoichi era infiltrase en la casa enemiga haciendo el papel de sirvientas o incluso durmiendo con el enemigo con el fin de conseguir información del feudo, es por eso que chicas jóvenes y bellas eran seleccionadas educadas y entrenadas para ser una kunoichi, aprendían a usar el Tessen o abanico japonés, así como aprovechar los palillos de sujeción del cabello para ser lanzados como un Bo shuriken otra opción era esconderlos entre los pliegues de sus ropas o también la utilización de venenos. Invadir las residencias enemigas «legalmente» proporcionaba total discreción, conversaciones con otras sirvientas o personal cercano al enemigo servia para recoger valiosa información ya que normalmente por aquella época los hombres no eran cautelosos con las mujeres y las kunoichi se aprovechaban de ello.

El inicio de las Kunoichi parte de una mujer Chiyome Mochizuki, una descendiente ninja del sigo XV su marido un noble samurai llamado Mochizuki Moritoki fué asesinado quedando esta a disposición del daimyo Takeda Shingen. El líder del clan Takeda y un familiar de su difunto esposo se acercaron a ella y le dio una importante misión para reclutar mujeres y crear una red subterránea de mujeres ninja y emplearlas contra los señores de la guerra rivales. El plan de Takeda era contar con agentes femeninos completamente entrenados que pudieran actuar como espías y agentes para recopilar información y entregar mensajes codificados a sus aliados, Chiyome fue la mejor candidata para esto, ya que venía de una larga fila de Kōga ninja. Ella aceptó la tarea, estableció su operación en el pueblo de Nezu en la región de Shinshu, y comenzó su búsqueda de posibles candidatos para el entrenamiento.

El perfil de las Kunoichi al principio del plan eran prostitutas y otras mujeres rebeldes, víctimas de las guerras civiles del período Sengoku, y las niñas que fueron huérfanas, perdidas o abandonadas. Muchas personas creían que estaba ayudando a estas mujeres y dándoles la oportunidad de comenzar una nueva vida, pero en realidad fueron entrenadas para convertirse en recolectores de información y verificadores, seductoras, mensajeras y, cuando era necesario, asesinas. A las mujeres se les enseñaba todas las habilidades de una miko (doncella de santuario sintoísta o una sacerdotisa errante), que les permitía viajar prácticamente a cualquier lugar sin sospechar, recibiendo educación religiosa para completar su disfraz. Con el tiempo, las kunoichi de Chiyome aprendieron a usar más disfraces como actrices, prostitutas o geishas, lo que les permitió moverse libremente dentro de pueblos, ciudades, castillos y templos, y tener acceso a sus objetivos. Finalmente, Chiyome y sus kunoichi habían establecido una extensa red de unos 200-300 agentes que servían al clan Takeda y Shingen siempre fue informado de todas las actividades, poniéndole un paso por delante de sus oponentes en todo momento hasta su misteriosa muerte en 1573, Después de lo cual desapareció del registro histórico.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s